blog

La importancia de planificar el retiro.

Normalmente invertimos para ahorrar y asegurar el futuro. Pero veamos qué sucede cuando llega ese futuro.

Bob es un diseñador gráfico de 65 años, muy seguro financieramente. Sus colegas, amigos y familiares lo definen como un tipo de hombre próspero. Desde lo más lejano que puede recordar, Bob siempre ha odiado la planificación y cree que su “espontaneidad” y la capacidad de pensar creativamente al implementar nuevas ideas lo han hecho exitoso. Durante los últimos 30 años, Bob ha creído que su metodología de no planificación le ha funcionado bien.

Bueno, Bob ahora está cansado de la carrera de ratas de la vida laboral, y decide que ahora es el momento de retirarse y divertirse un poco. Él no sabe lo que hará exactamente cuando se retire en 6 meses, aparte de pasarla bien. Lo único que sabe es que no planea sus días y hará lo que le plazca.

Tomemos a Sam, un abogado de 60 años que también es financieramente seguro. Él es un tipo de “planear al dedillo”, es decir, ama la planificación y cree que sus habilidades organizativas impecables le han permitido lograr todos sus objetivos. Algunos podrían decir que Sam es un poco obsesivo, pero no está de acuerdo y cree que su metodología de planificación le ha servido muy bien en los últimos 35 años, más o menos. Su lema es “una gran planificación hace un gran hombre.” Como Bob, Sam está listo para retirarse.

Ha tenido suficiente de la prisa y el bullicio de ser un socio senior en un bufete de abogados grande y está listo para retirarse y perseguir uno de sus sueños de toda la vida: convertirse en un voluntario para varias organizaciones.

A diferencia de Bob, Sam ya ha comenzado a planear sus metas y actividades, y ha diseñado un “plan de reducción de tamaño” que le permitirá retirarse en menos de 6 meses para perseguir sus sueños. Ahora, que brille el futuro. 6 meses después Bob está retirado, y está aburrido. Aunque inicialmente disfrutó de no planear su jubilación y encontró mucho placer en hacer las cosas que surgían en el momento, se está aburriendo un poco con ir al bar, de pesca el fin de semana y de pasar el rato en el club de salud. También se está aburriendo consigo mismo y está comenzando a preguntarse si hay más en la jubilación que simplemente divertirse. Incluso está considerando volver al trabajo o tal vez tomar algunos proyectos para darse algo que hacer.

Por otro lado, Sam está pasando el mejor tiempo de su vida. Está justo a tiempo. Los primeros meses, descansó, se relajó y disfrutó inmensamente. Ahora, sin embargo, ha pasado a sus actividades voluntarias no pagadas y se ha convertido en un recurso valioso para dos importantes organizaciones sin fines de lucro. Sam está gozando realmente de su jubilación y espera un día ajetreado y programado de actividades voluntarias.

Entonces, ¿qué nos ha enseñado esto? Nos ha enseñado que planear su jubilación es más que simplemente decidir que tiene suficiente dinero para retirarse en una fecha determinada. Se trata de planear cómo pasará su tiempo cumpliendo sus metas. De hecho, según Christina Wright, una especialista en jubilación, “muchos profesionales no planean realmente su jubilación. Aunque evalúan sus finanzas y están seguros de que pueden soportar sus estilos de vida, no planean cómo van a pasar su tiempo.

Esta “falta de planificación” a menudo conduce a un intenso aburrimiento e insatisfacción con su nueva libertad. Como resultado, muchos de estos profesionales vuelven a trabajar en parte o tiempo completo no por el dinero, sino para obtener algo de estimulación mental y entusiasmo en sus vidas.

Esto podría haberse evitado simplemente planeando sus metas y trabajando duro para lograrlas. Con esto en mente, hemos hablado con cientos de jubilados exitosos y encontramos que, al igual que ellos, usted puede lograr sus metas de jubilación a través de la implementación de estos cinco sencillos pasos:

Tener una actitud mental positiva. Usted debe tener una actitud mental positiva sobre esta nueva fase en su vida. Debes saber qué significa la jubilación para usted y estar dispuesto a hacer lo que sea necesario para ser feliz.
Comprometerse con sus objetivos. Usted debe asegurarse de que está 100% comprometido a vivir su vida de la manera en que se visualiza cada día.

Hacer la transición lentamente y visualizar el éxito. Usted debe estar dispuesto a la transición pasando de ser un profesional activo a una persona jubilada. Debe visualizar cuán grande será su vida en un estilo de vida que le dará la satisfacción que desea una vez que se jubile. Por ejemplo, si se ves a sí mismo como descansando todo el día, tiene que hacerte algunas preguntas difíciles como: ¿esto realmente me hará feliz? ¿Puedo verme haciendo esto durante los próximos 25 años? Si encuentro que esto no es divertido, ¿hay alguna actividad que pueda hacer que mis días sean más divertidos? Si es así, ¿cuáles son?

Planifique sus días. Independientemente de si tiene intención de relajarse durante todo el día o estar involucrado en muchas actividades, siempre es una gran idea planear sus días. Esto no tiene que ser una tarea alucinante y no tiene que usar un planificador complejo para tener éxito. En cambio, simplemente tiene que pensar en sus actividades con un día o una semana de antelación, y planear cómo pasará su tiempo.

encuentre placer en lograr sus objetivos. Si usted es voluntario en su organización favorita, o va a pescar con un amigo, mire que una cosa o la otra lo hagan sentirse pleno. En conclusión, tomar y mantener el control sobre su jubilación depende de usted. Al tener una actitud mental positiva y estar comprometido, hacer bien la transición, planificar sus días y encontrar placer en sus logros, puede hacer que sus sueños de jubilación se hagan realidad.

Comment here